jueves, 30 de abril de 2009

Chica de circo



Pequeña y sublime,
desgeneraba las formas que aún permanecían de pie.
La mirada fija en nadie de tanta gente que alrededor la advertía.
Jugaba a que era,
con su aro amarillo y sus cintas.
Volaba y caía como nunca nadie podría hacerlo;
con violencia engendrada,
y retragada,
y escondida;
hasta que sonríe,
la estaban filmando.
Se le cuelgan de los pies y de las manos,
y parece que ahora hasta sabe sostener.
Marioneta de sus pocos;
como quisiera ser eternamente marioneta.





MFL

4 comentarios:

Rodri Bruera dijo...

Me sigue gustando tu poesía, siempre profunda, crítica y personal...

Favio/MC dijo...

ese poema me hizo recordad a alguien, de la secundaria... muy bueno, te felicito y te espero por el mio

Besos!

Cíclopa dijo...

las cuerdas abrazadas al intento del escape

Anónimo dijo...

Ah me acuerdo cuando me lo hiciste leer..
y que nada que ver lo que interpreté con lo que habias querido decir..
cosas del arte..vio?
No es tan bueno eso de conocer a la autora ja
Besotes amiga
Hermosoooo