miércoles, 5 de agosto de 2009

Tres adonis en la nevera



Era una sensación calurosa, desde los talones y ascendente. Desde ese día en la plaza había dicho con elocuencia “la he olvidado” y había de ahí en más podido caminar un trecho que le solía resultar insalvable en la Avenida Colón en pleno mediodía.

El centro estaba revolucionado y los comercios de puertas completamente abiertas, no daban a basto en la “atención al cliente”, quienes llegaban repletos de bolsos el ticket para pasar y esas cosas tediosas. Esquivando el kiosco en medio de la peatonal y después de realizar unas maniobras caricaturescas llegó al Paseo de las Flores mientras en alguna parte de su fondo seguía pensando: “La he olvidado”.

“It is not funny” alcanzó a leer en un papel adherido groseramente entre las plantas. Lo atravesó con velocidad en las piernas y en la respiración. Por fin la vidriera donde se asomaba un ejemplar revolucionario por su tapa azul y en serie de esos poemas para ser leídos en medios de transporte ya en desuso. Diez insignificantes monedas de un peso, la bolsa y el señalador; en ese intercambio de objetos, las manos y “gracias a vos” se coló un silencio espurio y pensó otra vez “la he olvidado” , y un vacío, casi un huequito, o una hendidura apenas que se llenaba respirando fuerte para adentro, simulando un espasmo, la contracción de un estornudo o el frío; cuando hace frío nadie pregunta nada. Entonces el suspiro pasó por desapercibido a conjugarse otra vez y de medio día con los rayos del sol cercano al solsticio de invierno.

El caos en la esquina y los colectivos a matarse se apretaron apenas en otro rincón de su insistente memoria; una paloma le quitó inoportuna el ritmo y dejó tres baldosas sin huella. Le ofrecieron gentilmente un folleto y mientras aceptaba recordó “la he olvidado”, para que ser descortés con la indiferencia, estira la mano sin detener el paso y también en movimiento y en una fugaz lectura le proyecta: compre oro y quiere vender entonces el corpiño que había dejado ella olvidado una vez en su alcoba y él con una picardía inmutable se había hecho el tonto y todavía lo tenía en el placard.

Se comió las ganas.

En medio de las calles y ya subiendo por Buenos Aires recuerda el paradójico nombre de su edificio y decide girar en una intersección anterior para no chocar con el recuerdo. El Boulevard que acompaña ni siquiera le exige pasar por su casa. Mientras pensaba en su boca, la saliva semiamarga por los fármacos de la psicóloga o psiquiatra y los agujeritos que se le formaban cuando reía sellados por el lunar, incorregible la pobre, nunca entendió nada, pero bueno, era linda y olía a miel chocolatada como los negocios de ropa del barrio.
Sintió calma, a lo mejor porque había cesado el ruido. Puso llave y la pava, ahora mismo empezaría a leer a Girondo y seguramente a escribir otro estúpido poema sobre ella.







MFL

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Inteligente agonía. me gusto.

Mar1lyn.

Anónimo dijo...

si me paso por tu blog... je.

me encantó la descripción en forma de calco que haces del centro. es una linda sensación sentir que reconoces lugares y los modos en que de una manera automática vivimos..........
me gusto mucho!!!!!!!! :)

ivana zuki.

Anónimo dijo...

voy a dejar bien clarito una cosa lopez: la proxima vez q vea una foto chota como esta teniendo por lo menos 3 amigas con aspiraciones fotográficas a las cuales pedirles cosas te voy a hacer explotar el blog jajajaja el lunes a las 3 y media tenes una cita en el paseo para sacar fotos!!!

(mary)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Florencia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

apoyo lo de la foto!!! jaja muy buena lectura nena te felicito cada ves sos mas y mas nos vemos- EL GRAN SEÑOR


David (Borocó)

Favio/MC dijo...

muy bueno Flor, como siempre.
Un beso

Anónimo dijo...

Hola querida amiga..solo queria dejar mi comentario para que sepas que estuve leyendo tus producciones..me gustan mucho..tenes un gran talento jaja..te quiero..


Ise

Florencia dijo...

Yo me encargo de pasar los comentarios :D (aprovenceme que estyo algo al pedo, ajaj)

SAludos y GRacias a todos los que comentan!!

Rodri Bruera dijo...

Me gustó mucho la historia, describe muy bien los lugares, es dificil encontrar alguien que pueda hacer sentir, "estar" en los lugares descriptos, y más si son de Córdoba...
Podrías escribir un poco más de estas historias, están muy buenas y pueden acoplarse a los poemas.
Besos!!

Marysol dijo...

ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Esto es lo que brilla!!!!!! Que màs pedir? Que se haga luz,es cuestiòn de tiempo. Una Permonal buscando la locura de lo inexplicable...y en la belleza de estas palabras, la realidad juega y se conjuga en diferentes perspectivas, es ella la que te darà la respuesta. Suerte y Exitos

Anónimo dijo...

el paseo de las flores, que bello cuento corto que acabo de leer :)











software horario escolar