viernes, 18 de diciembre de 2009

Una buena noche




La luz estaba cortada,

apagada;

en el centro, en la plaza, en absolutamente toda la ciudad.

***

La luz no se puede acabar,

no se puede desaparecer - pensaban varios con desesperación-

no los días 24 y menos el 24 que se va a hacer Navidad

***

Aunque –creo- todo el mundo era relativamente conciente de lo momentáneo,

de alguna manera rondaba en la cabeza,

en los susurros,

y –lo que era peor- en los gestos (alumbrados apenas por velas)

ese pensamiento apretado,

concentrado,

de que había algo;

había algo que estaba ocurriendo y que no podía ser;

que lógicamente –diría primo Julián- no podía ser.

***

Una vez naturalizada esa oscuridad pasaron varias cosas,

entre ellas la anécdota de Tio Alberto que caminando con confianza por el pasillo

-cuando faltaban diez para las doce-

se dio un golpe seco en la cara y se rompió la nariz contra el mueble

-que siempre había estado ahí-.

La sangre le ensució la ropa de salir

-que ya se había puesto-;

también el piso quedó chorreado.

Varios- sobre todo las tías- dieron un par de alaridos

-cortos pero salvajes-

Aunque nadie dijo nada de lo que hoy me acuerde;

puede que nadie se haya atrevido a hablar sin que se le viera la cara.

***

Lo sorpresivo eran los pendejos de la cuadra

que también permanecieron callados;

ni un solo cuete, ni estrellita, ni relámpago.

Solamente un estruendo a las y cincuenta y ocho me hizo temblar la copa

que ya tenía en la mano;

y girar con champaña y todo alterada hacia la ventana.

Debía de haber sido Fredy,

el de la esquina (pensé) ;

cuarentón, soltero y adicto a los fuegos;

seguro fue Fredy (me convencí).

***

Mientras las copas chocaban en ese acto solemne

algo seguía ocurriendo que ya no racionalizábamos.

Después de las doce nada parecía haber cambiado;

puse al niño en el pesebre;

el niño,

el que faltaba.

Nadie más volvió esa noche al árbol;

habíamos decidido no hacer regalos ese año.













[La Navidad me vuelve Flogger -creo-(¿?)]


MFL

8 comentarios:

Liz dijo...

Una Navidad medio triste... Igual no me gusta esa fecha, demasiado comercio e hipocresía, ya nadie se acuerda qué festeja. Es casi avergonzante ser católico, al menos para mí.
Un beso Florrr!
Y yo voy a querer una copia de tu libro, pero no ahora jaja cuando empiece el ciclo lectivo o si hacés otra tanda, puede ser? Sé que las segundas ediciones no tienen el mismo valor que las primeras, pero bueh.. Jaja
Nos vemos muchacha =)

AC dijo...

hoy a la tarde-noche un pibe, acompañado de su-señora-madre, se puso a tirar petardos, toda una caja de petardos en la plaza de abajo. Me di cuenta de que no me gustan ni la navidad ni los niños-que-tiran-cuetes.
Creo que una nochebuena sin luz sería interesante. Bueno, me voy a sacar al niño del pesebre que está ahí desde el año pasado.

Salud!

Florencia dijo...

Lizz: ya te conteste :D te guardo el libro para Febrero.


AC: Fue una noche buena sin luz hace dos años por al villa mercedina. no se si fue interesante. no hubo música (bajon)

Anónimo dijo...

la navidad altera con tanto ruido a los animales y eso es lo que no me gusta! pero esa navidad se pasó de conservadora!!!
otra cosa... noche buena no es lo mismo que buena noche....... ;)
zuki.

AC dijo...

che, el otro día anduve por la feria-de-publicaciones-alternativas, pero no encontré tu Andrea. Me voy a SL esta tarde y no sé si tenga tiempo de pasar por lo de tu amiga. Quizá si te quedan algunos ejemplares te compro uno el año que viene, o hacemos trueque (para ese entonces quizá tenga listo algún librito mío).
Bueno, eso es todo. Saluda a ud atte.

El Campo

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Muy triste...me hizo recordar algo.Saludos y hasta la próxima.

Angus dijo...

Maldita navidad. Feliz 10.

Carolina dijo...

Jaja que buen relato! me encanto..a mi navidad me deprime..te juro mezcla de que me pongo triste y me embolo..no me gusta hacer nada. en casa comemos y vamos a dormir nada mas. Y bueno hoy que va a ser año nuevo sera lo mismo..la de las fotos sos vos supongo no? muy buen texto