lunes, 26 de abril de 2010

Esto no tiene nada que ver con la miopía señora, pero es que le juro, no puedo ver más allá





Ayer Domingo me convencí  que debajo de nosotros debe haber algo.

En general las cosas tienden a congelarse,
y puedo asegurar que eso no tiene que ver ni con el Otoño ni con frío.


Atrás de mi
el armario ese
que guarda tantas porquerías,
que nunca acomodo,
porque cada vez que pruebo no me sale;
la mesa,
la laptop en la mesa
y mi zapatilla que raya el piso parquet,
que creíamos que “iba a ser más cálido”,
pero es igual.

En la pared: el calefactor,
más esa misma pared que se va a manchar por el humo del calefactor,
que hace poco pusieron,
que hace poco empezamos a prender.

No hay nada detrás que me venga bien,
o hay tantas cosas que se esconden,
y me canso de buscarlas,
irremediablemente me canso.

El día me dio ganas de que fuera este día por mucho rato,
le robo un pulover a mi hermano y salgo.
Elegimos el bar de nuestros inviernos
y a mi se me da que esta estación 
-helada- 
nos jode para que extrañemos  gente.

“Un café doble con crema y una factura” le dije
y de pronto todas empezaron a hablar mucho,
la gente se movía intuyendo cosas más allá de la gente,
y de pronto un alboroto;
y a mí se me generó una confusión enorme por que
la Vero me mandó a que eligiera la factura;
y se suponía que era una bar donde te traen las cosas,
donde hay un catálogo elevado con precios y ofertas,
donde las cosas se piden
y por eso nos quejamos,
por “elegir sin mirar”.

Si hubiera una sustancial diferencia entre un café y la vida,
ya alguien la hubiera escrito.
El azúcar,
mi mano revolviendo el azúcar;
las chicas diciendo muchas cosas;
unas viejas llenas de joyas,
diciendo pavadas;
la mesa;
el vidrio;
la raya que algún pelotudo dejó en la mesa;
la mitad del café frio;
la moza que lo calienta;
un partido de no se que en un tv 14´.

Todo lo que está ahí,
es lo único que siento.
A eso de las 10 miro el celular y
pienso que el piso late,
late todo el tiempo,
desde  abajo
y nadie se da cuenta.






11 comentarios:

Maxus_del_árbol dijo...

Todo late Flor... todo late.

Me gustó este versado relatado Guacha... mucho... me supiste llevar claro, clarito...

Me gustaron un par de imágenes... la de que esta estación está pa´ extrañar gente.. y otra que no recuerdo, que, ahora cuando relea, ya me daré cuenta cual era...

Abrazo literato pué!

Anónimo dijo...

Me rompe la cabeza (en el buen sentido y no literalmente, claro) como escribis

Anónimo dijo...

Me rompe la cabeza (en el buen sentido y no literalmente, claro) como escribis

Laura dijo...

cada tanto me doy una vuelta y la verdad?, me maravilla. Qué talento Flor... buenísimo. un abrazo

Anónimo dijo...

sabias que existe una teoria cientifica que considera que la tierra es hueca por dentro y que alli viven gigantes? muchas personas dicen haberlos vistos (no es joda)... el piso late....
muy buen poema. me hizo creer de nuevo en que la tierra es hueca.
zuki.

AC dijo...

quizás lates vos sobre el piso.

el fríofrío nos hace bri-brar

Lait dijo...

ey flor.. acabo de leer esto, y me gusto mucho mucho
no lei nada mas, mucho mas, todavia..
de golpe tengo ganas locas e insistentes de escribir y de hacer y eso me trajo a conectarme con esta forma de hacer y de ser.. los blogs
y voy a pasar con mas frecuencia, seguro, supongo
asiq otra forma de mantenernos en contacto.
en serio lo arriba escrito por ti, me gustó mucho. Mas que nada, la forma. Más que nada de nada, las palabras y sus combinaciones y las idas y vueltas de la idea.
Ah, y este comentario de "zuki", q copado jaja en serio hay gigantes?? wao.. que divertido
besoteeee

ROcío Luz dijo...

café de domingo y otra vez siempre lo mismo.
algo que late muchas coas, debe ser por un vacio o algo que no se termina de llenar, mas que con un poco de azúcar

veritocba dijo...

Dos cosas (comoescostumbre:

El café no era cortado, era con leche (densocomolavidamisma), porque pedimos el mismo y los dos vinieron fríos.

Me siento incomoda en bares de aristocratas de cotillón, donde las mesas son tan pequeñas y hace tanto calor artificial.

Otracosa: Recorda que cuando seamos viejas intelectuales aburguesadas volveremos a esas confiterias, a pedir un cortado o una lágrima, y sin maquillaje (sepermitetudelineadormarrondetodasformas.

Qué lindo que puedas hacer poemas de la vida ordinaria!:D es lo que más me gusta de tus poemas amiga querida.

Abrazo!

veritocba dijo...

No sé porqué no salen los dos paréntesis jaja

Carolina dijo...

Holaaa Flor!! como andas?? tanto tiempooo pasa que ni vengo al cyber..o si vengo es como ahora ponele que vine a ver cosas para un trabajoo asi que me acorde de tu blog y decidi pasar a leer..
muy buen texto :) esa idea de que hay algo abajo que late...waaa me encanta!sos muy creativa cuando escribis...aparte el titulo me encanto! quedo a la perfeccion!

No actualice nada ...no tengo ganas tampoco ando en un tiempo de mierda...perdon que escriba asi pero es la verdad...me siento loca..y perdida...pero bueno ya veremos que pasar..

Vos segui escribiendoo asi me deleito con tus textos cada rara vez que venga a internet :)
Saludos desde Jujuyyy