lunes, 18 de abril de 2011

I

Tus palabras escritas me retumban como un eco de dinosaurio instalado en una favela llena de mujeres embarazadas y niños que a los 12 ya perdieronn su voluntad y su inocencia.

Veo a esa mujer tetona que  limpia los vidrios del edificio del frente como si fuera la cosa más importante de su vida.

Me toco la  muñeca: 76 pulsaciones,
normal,
se apagó la voz.

2 comentarios:

Agustin dijo...

Hermoso Lopez. Si te queda algún "Andrea", guardamelo que lo quiero adquirir.

paolo santolo dijo...

me cuesta bastante leer mirando una pantalla,pero tu lectura se me ase placentera(entorno pantalla)